Conceptos Meteorológicos

En esta sección encontrarán varios de los conceptos básicos de la Meteorología que permiten conocer y comprender mejor a todos los fenómenos atmosféricos que se producen día a día en todo el mundo.

- ¿Que es el Tiempo?
La palabra "tiempo" se utiliza para describir las variaciones diarias de la atmósfera, que los meteorólogos registran día a día en forma de valores de temperatura, humedad, nubosidad, viento, precipitaciones, etc. 
 El origen de todos estos cambios es el sol. A medida que la tierra rota sobre su eje con una inclinación de 23,5º y gira alrededor del sol, recibe calor de forma bastante irregular. Las zonas ecuatoriales reciben radiaciones más intensas que las cercanas a los polos y, debido a las distintas características de absorción de calor, las masas continentales se calientan más que los océanos.
 La atmósfera actúa constantemente para restablecer el equilibrio, e intenta compensar las diferencias de temperatura llevando aire cálido desde el Ecuador a los polos, y aire frío desde los polos al Ecuador. Sin embargo, al tiempo que se produce este fenómeno, el aire se desvía debido a la rotación de la Tierra, pierde velocidad por la fricción con suelos y el mar, y queda retenido en los confines de la atmósfera por la gravedad. En conjunto, estos ciclos y fuerzas crean sistemas complejos y cambiantes.

- ¿Que es el Clima?
El Clima es el tiempo atmosférico desde una perspectiva a largo plazo; una síntesis de variables meteorológicas tales como la media mensual meteorológica y la temperatura mínima y máxima diaria durante un período de tiempo determinado.
 Más allá de los valores medios, estas síntesis también tienen en cuenta las condiciones extremas y la frecuencia con la que se producen. Para elaborar la especificación climática de una zona se necesitan unos 30 años de recogida de datos. De todos modos, cuanto mayor sea este período, más precisa será la especificación. 
 También se investigan otros parámetros, incluida la humedad, las horas de sol, la nubosidad, la velocidad y dirección del viento, la radiación solar, etc. Una vez combinada, esta información nos da lo que consideramos el clima de una zona.

- Presión Atmosférica:
El aire se compone de millones de moléculas (Nitrógeno, Oxígeno, Dióxido de Carbono, Metano, Vapor de Agua, etc.) y aunque no nos damos cuenta, ejercen una presión constante sobre nosotros, lo que se conoce como Presión barométrica o atmosférica. 
 Puesto que las moléculas del aire son atraídas hacia la tierra por la gravedad, la densidad del aire es mayor cerca de la superficie del planeta. Así pues, la presión atmosférica a determinado nivel , o el número de moléculas de un área dada, disminuye con la altura.
 La presión atmosférica suele medirse en hectopascales (llamados anterior mente milibares) con un Barómetro.

a) Presión Absoluta
 Es aquella se ve determinada por la altura del lugar, es la presión "real" existente en cada lugar, y tiende a ser más baja a mayor altura.
b) Presión Relativa
 Es la presión adaptada al nivel del mar. Por ejemplo: Si nos encontramos a 578 m.s.n.m. la presión "real" o absoluta normal sería de unos 945 hPa. Adaptando esa presión al nivel del mar (presión relativa) sería de unos 1013 hPa. De esta manera, con la presión relativa se pueden delimitar fácilmente las isobaras (líneas con igual presión) en el mapa.

- Convección:
Es el ascenso del aire producto de las altas temperaturas o bien de alguna elevación geográfica.
 La velocidad a la que se mueven las moléculas del aire depende de la temperatura. Cuando una masa de aire se calienta, las moléculas se mueven más rápido y son empujadas hacia el exterior, con lo que ésta se expande.
 Al expandirse una masa de aire, desciende su densidad y pasa a ser más ligera que su entorno, por lo que se eleva. Este es el proceso de convección.
 Si se enfría una masa de aire, el proceso se invierte y el aire tiende a descender.

- Centros de Presión:
Cuando una masa de aire caliente se eleva, se expande y se enfría. Una vez enfriado, el aire vuelve a descender sobre la Tierra. Allí donde el aire se eleva, se crea una zona de bajas presiones, mientras que cuando desciende provoca altas presiones.
 La diferencia en la presión del aire en el plano horizontal se llama Gradiente de Presión. Cuanto mayor es la diferencia de presión entre dos masas de aire, mayor es el gradiente de presión y más fuertes los vientos que soplan desde la zona de altas presionas a la de las bajas presiones.

- Sistemas Frontales:
Cuando una masa de aire llega a una región puede que desplace la masa de aire existente. Las fronteras o límites de avance entre las distintas masas de aire se llaman frentes. Cuando el aire frío sustituye al aire cálido en una región es que ha aparecido un frente frío; los frentes cálidos se forman cuando el aire cálido desplaza una masa de aire frío existente. Esta interacción de las masas de aire cálidas y frías puede producir sistemas de bajas presiones que dan lugar a tiempo inestable.
 Cuando un frente frío se desplaza a una zona de aire cálido, éste, al ser menos denso, se ve empujado bruscamente hacia arriba por el aire frío, con lo que se crea inestabilidad y una fuerte convección.

- La Condensación y Punto de Rocío:
El aire sólo puede retener cierta cantidad de vapor de agua. Esta cantidad varía según la temperatura del aire. Cuanto más caliente está el aire, más vapor de agua es capaz de retener. Cuando el aire ya no puede contener más vapor de agua, se dice que ha alcanzado el punto de saturación, o que está saturado. Entonces el agua del aire comienza a condensarse, es decir, pasa del estado gaseoso al líquido. La temperatura a la que el vapor de agua comienza a condensarse se denomina punto de rocío. 
 Esta es la forma en la cual se forman las nubes, la niebla, el rocío, etc.

Núcleos de Condensación:
Si la atmósfera estuviera impoluta, la condensación nunca se produciría por encima del nivel del suelo, porque el vapor de agua no tendría donde condensarse. Sin embargo, en realidad el aire contiene numerosos materiales microscópicos en suspensión, como partículas de sal marina, de polvo, granos de polen y contaminantes. Estos se denominan núcleos de condensación y permiten que el vapor de agua del aire se condense. 

- Humedad Absoluta y Relativa:
La humedad es la cantidad de vapor de agua existente en el aire. La humedad absoluta es una medida del volumen de agua en cierta cantidad de aire a la temperatura actual. Sin embargo, dado que la cantidad de vapor de agua que el aire es capaz de retener aumenta con la temperatura, resulta más útil medir la humedad relativa, que es la cantidad de vapor de agua en el aire expresada en forma de porcentaje de la cantidad necesaria para saturar el aire a la temperatura actual. El aire saturado corresponde al 100% de humedad relativa, mientras que la humedad relativa del 75% significa que el aire sólo ha retenido tres cuartos de su capacidad. 
 Si la cantidad de vapor de agua permanece constante, la humedad relativa tiende a descender con el aumento de la temperatura, debido a la expansión del aire.


- Fuente
Título: Observar el tiempo
 Autor: William J. Borroughs, Bob Crowder, Ted Robertson, Eleanor Vallier-Talbot, Richard Whitaker
Editorial: Planeta 
Año: 1998
Edición: Primera Edición

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ir arriba